Cómo redactar una carta de presentación

Premios a la Excelencia Educativa 2018
Premios a la Excelencia Educativa 2018
29 mayo, 2018
examen tipo test
Cómo preparar un examen tipo test
29 noviembre, 2018
carta de presentación

Cómo redactar una carta de presentación

La carta de presentación es un complemento al CV, que aporta un valor diferencial a la candidatura y multiplica las posibilidades de despertar interés en el seleccionador. Aquí os explicamos cómo redactar una carta de presentación.

No debemos olvidar que el motivo de esta carta es comunicar un mensaje específico y personalizado a la persona encargada de la selección de personal o empresario. El mensaje de la carta de presentación debe cubrir dos puntos fundamentales:

  • Trasmitir nuestro interés por conseguir un puesto de trabajo en concreto, y argumentar las razones que nos convierten en el candidato ideal para desempeñarlo.
  • Sugerir la posibilidad de concertar una entrevista.

¿Cómo empezar una carta de presentación?

Las cartas de presentación deben ser únicas para cada empresa y puesto al que queramos optar. Si utilizamos el mismo modelo para varias candidaturas, será demasiado genérico y no aportará ese valor diferencial que estamos buscando.

Por eso, es importante dirigir las cartas personalizadas indicando el nombre de la persona encargada de la contratación de personal. Si no lo conocemos, también se puede optar por dirigir la carta al Responsable de Recursos Humanos o bien a nombre de la persona que esté a cargo del Departamento en el que queremos trabajar.

Para personalizar la carta de presentación no basta con poner el nombre del destinatario. Las empresas reciben cientos de currículos que, por lo general, no suelen tomar en cuenta. Por éste motivo, es conveniente que el primer párrafo de la carta comunique algo relacionado con la persona a la que se ha destinado. Esto conseguirá atraer y mantener su atención.

Otra buena manera de comenzar es hacer alusión a alguna acción futura que vaya a realizar la empresa. En la carta de presentación nos debemos vender como un producto que necesita la empresa. Para ello, es fundamental conocer los intereses y necesidades de la compañía, pues sólo así podremos demostrar que nuestras cualidades y aptitudes encajan con su actividad.

Y, por supuesto, hay que evitar en todo momento hablar en términos negativos o criticar la labor que realizan.

 

¿Qué estructura debe tener la carta de presentación?

Aunque no existe un modelo único, sí se suelen cumplir unos requisitos generales. Por ejemplo, todas las cartas deben llevar la dirección del remitente, la del destinatario y la fecha. Y el texto no debería sobrepasar los tres o cuatro párrafos, porque se trata de transmitir la información necesaria con el menor número de palabras.

La redacción de la carta debe estar cuidada. Se recomienda utilizar un lenguaje directo y sencillo, y prestar una especial atención a la ortografía. No hay nada que de peor imagen que un texto plagado de faltas ortográficas.

Una vez que sepamos exactamente lo que queremos comunicar, debemos ordenar la información siguiendo un orden lógico y separado por párrafos:

  • En el primer párrafo debemos presentarnos y justificar el envío de nuestra candidatura. Indicar a qué puesto queremos optar y por qué nos gustaría trabajar en esa empresa en concreto. Si estamos respondiendo a un anuncio hay que indicar la referencia del puesto (si viene incluida en la oferta).
  • En el segundo párrafo podemos explicar brevemente nuestra trayectoria y cómo podría estar relacionada con las funciones del puesto al que queremos incorporarnos, e informar también al seleccionador de que le adjuntamos nuestro CV (en formato word o pfd).
  • En el último párrafo es aconsejable que dejemos entrever el interés que tenemos porque valoren nuestra candidatura e insinuar nuestra disponibilidad para realizar una entrevista personal.

La despedida más habitual consiste en agradecer al seleccionador el tiempo empleado en leer nuestro mensaje, y sugerir la posibilidad de que nos incluya en futuros procesos de selección en el caso de que esta vez no seamos elegidos.

 

Consejos para una buena carta de presentación

  1. Dirige la carta a un responsable de la organización o empresa a la que quieres transmitir tu perfil.
  2. Menciona datos sobre la empresa o la oferta de trabajo en particular, si la hubiera.
  3. Utiliza frases cortas y claras.
  4. Menciona tus logros, capacidades y habilidades en ámbitos relacionados directamente con el puesto.
  5. Describe las características del puesto y justifica por qué eres adecuado.
  6. No menciones habilidades o informaciones innecesarias que no tengan relación con el puesto.
  7. Propón una cita con la empresa e indica tu disponibilidad.
  8. A pesar de seguir unas normas comunes, las cartas de presentación deben ser distintas para cada puesto/empresa al que quieras optar.
  9. Sé breve y conciso.
  10. Escríbela a ordenador siempre y cuando no contravenga alguna de las condiciones impuestas por la empresa.
  11. Utiliza lenguaje claro y correcto, sin faltas de ortografía ni expresiones vulgares.