Cómo preparar un examen tipo test

carta de presentación
Cómo redactar una carta de presentación
6 septiembre, 2018
Los mejores destinos navideños para estudiantes
Los mejores destinos navideños para estudiantes
10 diciembre, 2018
examen tipo test

examen tipo test

La mejor forma de asegurarte una buena nota es llevarlo bien preparado. Aquí te presentamos unos pasos para ir tranquilo al examen.

Este tipo de exámenes tienen ventajas e inconvenientes, ya que por un lado, no tenemos que “chapar” tanto, es decir memorizar todo para luego tener que escribirlo. Pero también tiene desventajas porque las preguntas pueden resultar ambiguas y muchas más que en un examen convencional. Lo que nos obliga a controlar todo el temario. Sabiendo esto vamos a daros unos “tips” para prepararlo:

  1. Lectura comprensiva

Lo primero es hacer una lectura comprensiva y pararnos con los textos que nos cueste más comprender. No debemos de pasa nada por alto, porque puede causar un mal entendimiento de la información. Si además al leer lo hacemos en voz alta reforzaremos lo estudiado y mejoraremos el recuerdo. También podemos grabar nuestra lectura para escucharla posteriormente y mejorar la comprensión del contenido.

  1. Marcado

En una segunda lectura debemos marcar los datos clave. Debemos de tener en cuenta que aquí no buscamos subrayar como sería habitual en un examen de desarrollo. Lo que pretendemos es buscar los datos y palabras clave que pueden ser respuesta de las preguntas de un examen de tipo test. Para haceros una idea poneros en el papel del profesor que debe de preparar las preguntas.

  1. Fichas

Después de marcar todos esos datos clave pasaremos a recopilarlos en fichas. Las fichas no deben de ser extensas, si hemos marcado correctamente debe estar todo lo que sea necesario memorizar.

Todo lo demás no nos interesa porque ya lo hemos comprendido en las fases anteriores. Estas fichas nos van a ser muy útiles para repasar una y otra vez para poder memorizarlas

  1. La práctica

Nada te va a preparar mejor para este tipo de exámenes que hacerlos similares una y otra vez hasta que no tengas fallos. Puedes recurrir a exámenes previos o de años anteriores. Si no tienes exámenes de muestra, no desesperes: puedes crear tus propios exámenes a partir de las fichas que has creado. Hacer tus propios test te ayuda a memorizar la información mientras los preparas, y al mismo tiempo a mejorar el recuerdo. Si puedes prepararlo con un compañero mejor, porque podéis haceros las preguntas uno al otro hasta no cometer fallos.

No debes de desaprovechar la oportunidad de un examen tipo test. Si lo preparas adecuadamente es una magnífica oportunidad de obtener altas calificaciones. pero debes de prepararlo con tiempo de antelación y no dejarlo para el último minuto.